Traductor

Desparasitación Natural


La especie humana está hoy día fuertemente infectada por parásitos. Cada uno de nosotros tenemos docenas de parásitos distintos, de los 120 parásitos comunes que podemos encontrar en el cuerpo humano. Somos y hemos sido siempre perfectos receptores de parásitos. Nuestro cuerpo es suficientemente grande para proveer alimento y cobijo a un gran número de ellos. El hecho de que no los podamos ver o aparentemente notar, nos hace suponer erróneamente que no los albergamos. Pero ahí están alimentándose de lo mejor de nuestras células, mordiendo, masticando, tragando y dejándonos sus deshechos tóxicos dentro de nuestro organismo.

Actualmente está demostrada la incidencia de distintos tipos de parásitos en determinadas enfermedades. Pero no solamente el propio parásito es el causante de ellas sino también los virus y bacterias que los infectan e introducen en nuestro cuerpo. Cuando su presencia es numerosa pueden hacernos sentir bastante enfermos.

Los parásitos muchas veces no son tan peligrosos por la amenaza que en sí mismos representan como por la considerable cuota de desechos que descargan en nosotros (toxinas y excrementos). El cuerpo encapsula estos elementos extraños, junto con contaminantes y otros residuos rodeándolos de grasa en un intento de aislarlos del torrente sanguíneo (donde comportarían un verdadero riesgo).


Las limpiezas orgánicas y la desparasitación ayudan a ir removiendo poco a poco estos elementos por las vías y canales naturales de excreción que el propio cuerpo dispone y rompen con este ciclo vicioso de parasitosis-toxemia que, según investigaciones realizadas todo esto conduce a una acidificación crónica del organismo (precursor de cualquier enfermedad degenerativa en un estadio avanzado, incluido el cáncer ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario